El valle del Loira. Castillos y pueblos

El Loira es un río frances. Es el más largo del país y pasa, entre otras ciudades, por Orleans, Tours y Nantes.

La concentración de monumentos, principalmente castillos, en la zona conocida como “Valle del Loira” le ha valido para que la UNESCO lo declarara patrimonio de la Humanidad en el año 2000.

Nosotros fuimos de luna de miel, entre otros sitios, por el valle del loira con un coche de alquiler. Os queremos contar los sitios que vimos, lo que nos llamó la atención y lo que más nos gustó.

Nuestra planificación era para cuatro noches, así que no podríamos ver todo lo que ofrece el valle, con lo que decidimos ver la zona entre Orleans y Tours.

Orleans.

Llegamos al aeropuerto de Orly. Según nosotros, es un aeropuerto bastante malo. En la zona de embarque (cuando regresabamos) no había ni una sola tienda y una sola cafetería. Pero bueno, cogimos nuestro coche alquilado con Hertz, un opel corsa, y todo genial. Siempre alquilamos con Hertz porque siempre nos tratan bien y no hemos tenido, de momento, ningún problema con ellos.

Desde Orly nos fuimos a Orleans, parando a comer algo que teníamos bastante hambre.

Orleans es una ciudad de más de 100.000 habitantes, y lo más llamativo que tiene es su espectacular catedral gótica. La parte que vimos y que es la más bonita de la ciudad son las calles que hay desde la Rue Jeanne d’Arc (que lleva a la catedral) bajando hacia el río y también la Place du Martroi. Hay varias calles peatonales que tienen mucho encanto para dar un paseito por ellas y comer o cenar ahí. Justo debajo de la catedral hay un parking, muy interesante para dejar el coche si el hotel está alejado de esa zona.
Un par de fotos de Orleans:

Orleans

Orleans


Orleans

Orleans


En la Rue du Bourgogne, encontramos un pub que se llama Paxton’s. Lo llevaba un hombre muy majo, que hablaba un poco de castellano y se hizo amigo nuestro, y nos enseñó el pub entero, que los fines de semana lo abren del todo, pero como era día de diario solo estaba abierta una parte. En el pub sonaba blues, nos tomamos una cerveza y el dueño nos invitó a otra.. mooola!

Después cenamos en esa misma calle, en una creperie.. muy rico todo. En Orleans pasamos una noche en el hotel Escale Oceania Orléans, en el 16 Quai Saint Laurent, lo cogimos porque aunque era de 2 estrellas la gente hablaba bien de él.. Está cerca del centro, aunque fuimos en coche, y limpio, así que fenomenal.

Meung-sur-Loire

Es un pueblo pequeñito, que está muy cerca de Orleans. El centro es bastante acojedor, y tiene un castillo y una iglesia bastante impresionantes, teniendo en cuenta el tamaño del pueblo. Nosotros llegamos tempranito y el castillo aún no estaba abierto, la entrada cuesta 7€, así que nos tomamos un café y nos fuimos, pero mereció la pena pasar por aquí. Mirad una fotito que hicimos ahí:

Meung-sur-Loire

Meung-sur-Loire

Chambord

Sin lugar a dudas uno de los castillos más impresionantes, no solo por su bella arquitectura renacentista sino también por su tamaño. Consta de 6 torres, 440 habitaciones, 365 chimeneas y 84 escaleras. Aquí vemos una foto el castillo de Chambord:

Su visita es muy recomendable, en el interior se pueden ver varios aposentos, y sobre todo, la escalera de doble helice donde, los que bajan no veían a los que subían, muy curioso.

Blois

Después de Chambord llegamos a Blois. Decidimos pasar la noche allí porque tenía un castillo. Sin embargo el pueblo en sí es más bonito que el castillo, de hecho al castillo no pasamos. En el punto de información turística nos dieron un folleto donde te indicaban cuatro rutas que se pueden hacer a pie, mientras ves los monumentos. Y la verdad es que está muy chulo, porque en el suelo vas encontrando las señales para seguir tu ruta. Nosotros hicimos la ruta “flor de lis” (la dirección de la flor indica hacia donde tienes que ir):

La verdad es que el pueblo tiene mucho encanto, y como decía, el castillo no nos llamó mucho la atención, aunque todo el mundo dice que es muy bonito, preferimos hacer una rutita por la ciudad.
A las 7 de la tarde, ya no había nadie por las calles y nos costó mucho encontrar un sitio para cenar, de hecho, al final tuvimos que comernos un par de sandwiches en un puesto en la calle y marcharnos al hotel. El hotel Le Savoie, 6-8 Rue Du Dr Ducoux, lo cogimos porque estaba cerca del centro, pero hay que decir que es bastante cutre, yo elegiría otro.

Cheverny

Al día siguiente salimos de Blois para ver más castillos. Pasamos por Beauregard y Troussay, ambos estaban cerrados, así que antes de ir hay que comprobar los horarios de apertura. Cerca de Troussay nos tomamos un cafetito calentito en un pueblo pequeñito. Y llegamos a Cheverny.
Cheverny parece de dibujos animados, y es que es el castillo en el que Hergé se basó para crear Moulinsart, que aparece en Tintin. De hecho, hay un pequeño museo de Tintín dentro del dominio del Castillo, y el hecho de inspirar a Hergé le ha dado mucha fama al castillo. Estuvo habitado hasta 1985, y todavía hay perros de caza, y una sala de trofeos de caza. Aquí vemos una foto del castillo:

El castillo de Tintín es identico quitando los torreones de los dos lados:

Chaumont
Es el típico castillo de cuento de hadas:

Chaumont

Chaumont


No llegamos a ver el castillo por dentro, ya que en la inmensa propiedad en la que se encuentra, había dos cosas que nos llamaron la atención: “El festival de los jardines” y “el valle de las brumas”. En el primero distintos diseñadores de jardines exponen sus creaciones. El segundo es un paseito por el bosque entre brumas (la bruma era artifial) y tenía mucho encanto.

Amboise

En Amboise podemos encontrar su majestuoso castillo, que tiene una vista preciosa desde el otro lado del rio. Esta es una foto del castillo de Amboise, tomada desde el otro lado del rio, la llamada isla de Oro, que también pertenece a Amboise, y donde nos tomamos unas cervezas en The Shaker’s:

Si quereis ver todo lo que ofrece el castillo podeis ver este enlace.

Y además el Clos-Lucé, que es el castillo donde Leonardo da Vinci vivió sus últimos años invitado por el rey Francisco I. En el Clos-Lucé podemos encontrar ahora un museo sobre Leonardo con replicas de sus inventos. Leonardo murió en el Clos-Lucé y fue enterrado en el castillo de Amboise, en la capilla de San Huberto. Esta es la foto de la capilla:

A parte de esto, el pueblo en la zona cercana al castillo tiene mucho encanto, de hecho cenamos ahí esa noche y la noche siguiente, y es que teníamos el hotel bastante cerca.

También os ponemos este enlace de la oficina de turismo de Amboise. Aquí podreis conocer todo lo que hay que ver en Amboise, alojamiento, restaurantes, etc.

Chenonceau

Uno de los castillos más bonitos del valle. El castillo está construido sobre el rio Cher.

Chenonceau destaca por su arquitectura y su historia, pero también por la riqueza de sus colecciones como lo demuestra una visita al interior: mobiliario renacentista, importante conjunto de tapices de los siglos XVI y XVII, así como numerosos cuadros de los maestros de la pintura. Entre otros: Primatice, Corregio, Rubens, Tintoretto, Rigaud, Nattier, Van Loo.

Tiene dos jardines muy bien cuidados: el jardín de Diana y el jardín de Catalina.

En otra parte del complejo hay un laberinto circular de más de una hectarea.

Si visitais su página web vereis que tiene muchas cosas que visitar pinchando aquí

Y aquí os ponemos una foto del chenonceau:

Chateau de Noizay
Dos de las noches que estuvimos en el valle, las pasamos en el chateau de noizay, (que estaba habilitado como hotel), en un pueblo muy pequeñito, pero ahí estabamos cerca de varios castillos y nos permitía hacer rutas para verlos. Además teníamos ganas de dormir en un chateau.
Aquí podeis ver el castillo

El interior del castillo es muy chulo y las habitaciones son inmensas. Aquí va una foto del interior del castillo:

El chateau también tiene un restaurante de lujo, y la verdad es que come genial, aunque claro el precio es elevado. Y ya que estabamos, pues nos pusimos guapos para la cena:

Al día siguiente salimos para ver más castillos. La primera parada fue a desayunar en Amboise, en una pasteleria que tiene mucha fama allí que se llama Bigot, y la verdad es que se desayuna muy bien, aunque un poco caro.

Tours

Tours es la ciudad más grande de las que visitamos por el valle del Loira. Tiene unos 150.000 habitantes. Nos costó mucho aparcar. Una vez allí, lo único que destaca es su catedral. Así que la vimos, dimos un paseito por allí y proseguimos nuestra ruta. Aquí va una foto de la catedral de Tours:

Azay-Le-Rideau

El pueblo es muy pequeñito y muy muy bonito, el castillo tenía muy buena pinta, pero eran las 12 del mediodía y acababa de cerrar hasta las 2. Y es que allí se come muy pronto. Decidimos comer en el pueblo y seguir el camino. Yo probé una tortilla con patatas, y no tiene nada que ver con la tortilla de patatas española porque los trozos de patata eran muy grandes y escasos dentro de la tortilla, pero bueno no estaba mal.

Loches

Es un pueblo medieval, en el que su casco antiguo conserva la arquitectura desde hace varios siglos. En él se pueden ver varios monumentos como la torre del homenaje, el palacio real y la torre de san antonio.

Nosotros dimos un pequeño paseo por sus rincones y aquí va una foto de Loches:

Después de Loches, ya casi no nos bajamos del coche, y vimos varios pueblos con castillo: Montresor, Valençay y Chissay. Chissay es un castillo en el que uno puede alojarse, y la verdad es que tenía bastante buena pinta. El castillo de Valençay es bonito, pero era como el de Chambord, pero en miniatura, así que decidimos no entrar.

De aquí volvimos al hotel, pasando una vez más por Amboise, a cenar.

Al día siguiente ibamos a Mont Saint Michel, pero eso ya será otro post.

Hasta el próximo post.

Anuncios

2 comentarios

  1. Hola. Nos vamos a casar en diciembre y nos gustaría hacer la luna de miel en francia, la ruta del valle del loira, nos preocupa qué no sea la época más idónea. Vosotros habeis ido alguna vez en invierno? pensais que es una buena opción para una luna de miel en diciembre? muchas gracias

  2. Hola Cristina!, nosotros fuimos la primera quincena de octubre y estuvo fenomenal, sobre otra época no tenemos mucha idea … de todas formas es bastante romántica la zona supongo que cada época tendrá su encanto. Lo malo es que en los pueblos a partir de las siete ya no se ve ni un alma … así que procurad tenerlo en cuenta sobre todo para las cenas. Por otro lado en París no hay problema, en cualquier época del año está igual de animado.

Responder

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Cerrar sesión / Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Cerrar sesión / Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Cerrar sesión / Cambiar )

Google+ photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google+. Cerrar sesión / Cambiar )

Conectando a %s

A %d blogueros les gusta esto: